Julio Chávez dirige en Córdoba

27

El artista dirige una obra suya en la Docta, con actores cordobeses. El dramaturgo y actor es parte de este proyecto inusual para su obra Rancho; que luego de un casting del que participaron 350 actores; el elenco quedó conformado por Trinidad Vassia, Lucía Nocioni y Raúl Sánchez.

Rancho es una obra escrita por Julio Chávez, Leandro Castello, Luz Palazon y Mercedes Scápola Morán, que dirige el propio Chávez para esta producción cordobesa; articulada entre lo público, lo independiente y lo privado. Sobre esta experiencia sostiene “Me gusta construir un vínculo con los actores y en eso esta experiencia fue desafiante, porque el corto tiempo que tuvimos”. Para los tres protagonistas en escena, esta vivencia superó todas las expectativas. “Lo vivimos con muchísima intensidad, fue un proceso de mucho aprendizaje”.

La obra cuenta la historia de Clara, que nació en el campo, pero vive en Barrio Norte de Buenos Aires. Distanciada durante muchos años de su familia, un día recibe a su hermano Tulio y a la sobrina de ambos, Susana, hija de su hermana menor. Ellos perdieron el rancho en el que vivían, y se ven obligados a recurrir a su único pariente vivo. En una habitación, una madrugada, transcurre la historia que contrapone campo-ciudad y tradición-progreso.

Los protagonistas de Rancho

Raúl Sánchez y Lucía Nocioni, personifican a los hermanos Tulio y Clara. Ambos actores de la Comedia Cordobesa, que se sumaron a este doble desafío: trabajar en un texto del propio Chávez, que a su vez elige dirigir el mismo en Córdoba. El personaje de Sánchez es un hombre muy de campo de Calchín, con un problema de salud… “Tuve que trabajar con el libreto desde que me lo dieron y leerlo 1500 veces. Primero conocer el espíritu de la obra, después tener una larga charla con Julio para saber lo que quería de la obra, hacia donde iba y que quería del personaje. Como actor sentí un gran apoyo para ir hacia el personaje”.

…Para los tres protagonistas en escena, esta vivencia superó todas las expectativas…

Por su parte Nocioni sostiene que hay distintos disparadores… “uno de ellos es lo que Clara tiene como universo: el progresar. Irse de la tranquera, de la chiva, del piso de tierra. La negación de su pasado”. Vassia -que viene del teatro independiente- es Susana: “Un personaje que es bastante ajeno a mí y eso fue lo desafiante y hermoso de la historia. Aunque no soy del campo, si tengo familiaridad con la raíz de estos personajes, siento ese arraigo por un montón de costumbres que conservo de mi propio abuelo”, dice.