CLARA KOVACIC

45

El cine argentino de terror viene teniendo un crecimiento superlativo con la participación de grandes artistas que nos mantienen al límite del miedo y entretenimiento. Con RANDOM realizamos una entrevista multiplataforma –la podés ver en nuestro canal de youtube o en el link de la nota- con Clara Kovacic, una de las responsables de ponerle el rostro a numerosas producciones nacionales. Para muchos es la “Scream Queen”, bautizada de esa manera por sus seguidores y gente del medio desde hace años. Actriz, música compositora, bailarina, poliglota, el combo perfecto de mujer multitasking que desde 2015 logro desarrollar su talento para formar parte de esta rama de las pequeñas y grandes pantallas.

En lo que va del 2020, teniendo en cuenta que estuvimos casi todo el año en casa, ya se lanzaron seis películas por las plataformas de YouTube y Flow y aún quedan otras cuatro por estrenar para lo que queda del año y principios del 2021, en todas ellas Clara protagoniza, participa y pone su alma y pasión para trasmitir esa sensación que solo el género del terror puede hacernos llegar.

En medio de esta cuarentena que estamos viviendo, logro protagonizar una película de terror titulada “La Parte Oscura”, donde Laura (su personaje) comienza a experimentar no solo sensaciones de soledad, angustia y aburrimiento por el encierro sino también la presencia de algo más en su casa. Es una pieza completamente distinta a cualquier otra ya que se filmó, editó y lanzó completamente online, con una duración de 53 minutos mantiene atrapado al espectador a cada segundo. Es un thriller que busca mostrar al principio los detalles de estar solo en un estado de aislamiento y a su vez la mala pasada que puede jugar la mente estando exclusivamente con uno mismo, al mismo tiempo de sentir el acompañamiento virtual de amigos y familia.

A lo largo de su carrera, la “Scream Queen” llevo sus personajes a un plano disruptivo para crear filmes únicos producidos en nuestro país desde papeles en películas como “Baires” o la exitosas novela “Argentina, tierra de amor y venganza” hasta una serie emitida por Contar con la participación de actores y actrices con discapacidad generando un espacio inclusivo con reconocidas figuras de nuestra pantalla, titulada “Si Solo Si”.

Tu inicio en el género de Terror tiene una historia muy especial, ¿Es cierto que de muy chica tu papá te contaba las películas? ¿Qué recordás de esos momentos?

Es así, mi comienzo en el género arrancó con mi papá que me contaba cuentos de terror antes de irme a dormir, de verdad estaban basados en películas. Pero como no me dejaba verlas me dijo que en vez de contarme acerca de príncipes sí me propuso contarme las películas, como por ejemplo Alien, Depredador, Wishmaster, y así me fui metiendo en el género de terror que siempre me atrajo. Desde chiquita ya estaba viendo esas películas en mi cabeza y una vez que me dejaron verlas lo más divertido era recrear los monstruos que yo ya había creado en mi cabeza, cotejarlos con los que había pensado el director en su película.

¿Cómo se te ocurrió la idea de hacer los primeros cortos? ¿Cómo fueron esos comienzos?

Dio la casualidad que me llegaron muchos guiones para cortos de terror y me gustaron muchos, eran personajes medios diabólicos, siempre digo que tengo cara medio rara y de ahí me agarran para hacer un personaje malo, es como el physique du rol. A partir de ahí también a distintos actores que me fueron recomendando a directores para mis futuros largos y una cosa lleva a la otra pero estoy muy agradecida de esas recomendaciones.

¿Hoy te sentís la protagonista de aquellas películas que te contaron o que viste? ¿Qué significa ser la “Scream Queen” argenta?

Para mí es súper emocionante ser parte de las películas que yo veía de chica obviamente mi sueño es haber sido parte de Alien pero dada la circunstancia temporal no es así (sonríe) Estar en películas que me gustan es un honor, es algo que me llena el corazón de felicidad porque el amor que yo siento al género es casi genético. Cuando me llega un guion yo apenas lo leo ya lo siento y digo que ganas de estar filmando ya. Una vez que vez la película y vez el resultado decís: no lo puedo creer. Como se genera todo a partir de un guion, de un proceso de elaboración, desde técnicos, música, iluminación, actuación, dirección, edición y se llega a la magia de una peli de terror, con todo lo que eso implica.  Para mí es un honor cuando me empezaron a decir que era la “scream queen” argentina, me río porque me agarrar con screenshots donde estoy gritando con caras raras o con velas en películas distintas, y parece una tradición. Me acuerdo de Jamie Lee Curtis en Hallowen y es lindo que me digan así porque es un honor.

Nunca paraste de rodar y rodar y tu carrera es de la más prolífica, ¿Cómo fueron esos procesos donde entiendo que como artista sos una persona en constante producción?

Es cierto, soy como una workaholic porque cuesta decir que no a un proyecto, me encanta trabajar y amo poder hacer lo que hago, soy superafortunada, el año pasado filmé sin parar y este año arranqué filmando tres películas hasta que llegó la cuarentena a mediados de marzo. Me produce tanta felicidad filmar que es un cansancio lindo, las primeras semanas arrancas con todo y las últimas no sabés quién sos, pero se genera una especie de familia en los rodajes y me tocó laburar con la misma gente varias veces y es súper lindo entrar en ese círculo, en esa confianza, en esa familia. Es algo donde me cuesta decir que no y cada trabajo que me llega generalmente lo acepto. Me gusta mucho leer y apenas me llega el guion no paro hasta terminarlo de leer. Está bueno estar en constante producción porque se genera el movimiento, cada proyecto es una nueva aventura y un nuevo comienzo.

mi comienzo en el género arrancó con mi papá que me contaba cuentos de terror antes de irme a dormir, de verdad estaban basados en películas. Pero como no me dejaba verlas me dijo que en vez de contarme acerca de príncipes sí me propuso contarme las películas

Desde el canto al baile, ¿Qué le aportan a tu todo como artistas las distintas variantes del arte con las que te formaste?

Es buena la pregunta, la verdad es que sí usé el recurso de la danza y el canto y lo incorporé al estudio para crear personajes, si el mismo tiene un perfil más clásico desde el trabajo postural para entrar al interior del personaje, usé el jazz, el contemporáneo, el hip hop, eso también va hasta el trabajo de la voz, algunos más agudos, otros más graves, dependen de cada uno de cómo quiere encarar el personaje pero está bueno tener múltiples recursos. Nunca hay que parar de aprender porque todo lo aprendas lo podés incorporar y ser más real a la hora de encarar un proyecto. Todo sirve y gracias a Dios mis maestros de danza y de canto me llevaron a experimentar la danza y el canto desde su lugar y es algo que voy a seguir haciendo siempre.

Con esta Pandemia que impuso una nueva normalidad, ¿Cuáles son tus próximos pasos y objetivos ya que tenés mucho por estrenar?

La pandemia nos llevó puestos a todos y como decía estaba filmando una película tras otra y con varios guiones para este año, pasé de filmar El último zombi y el última día me tomé un bondi para irme a Azul a filmar con Nico Onetti que es El Juego de las cien velas y son películas que se estrenan entre fines de este y el año próximo. Lo bueno de la Pandemia es que nos llevó a hacer La Parte Oscura que me encantó hacer y fue todo un reto porque yo tenía que filmar desde mi casa con un celular y creamos una peli súper copada. Honestamente estoy muy contenta y hacer una película dentro de la cuarentena también ayuda a la salud mental del encierro. Hubo además mucha interacción entre los fanáticos del terror y los creadores de proyectos. Ya me llegaron guiones para arrancar a filmar apenas tengamos el protocolo, uno es Una Aberración, otro una antología y una segunda parte de Los Olvidados y HMC que es una peli de ciencia ficción. Tengo muchas ganas de arrancar con esto que se viene y espero que esta situación pandémica mejora y podamos cuidarnos entre todos. Por más cine.