ALI LEDESMA

1053

La cordobesa premiada internacionalmente

La gala estaba en su máxima expresión, más de un centenar de alumnos/as de cocina de Latinoamérica habían presentado sus creaciones maridadas con vinos y espumantes. El jurado, tras largas horas de degustación de cada plato y postre (según la categoría), deliberaba a pocos metros. El certamen se llama “Sabores Cuyanos” y es parte de Inter IGI 2019 (Instituto Gastronómico Internacional) que propuso un  maridaje con 45 etiquetas de Bodega Trapiche.  La cita es en la capital mendocina y cada participante llegó después de haber sorteado la etapa regional del certamen.

Ali tiene un emprendimiento que se llama “Como en casa”

La chef cordobesa Ali Ledesma se impuso en Pastelería en la sede en Córdoba Capital. Presentó un postre tras investigaciones varias y elaboraciones de prueba y error. Las condiciones del concurso era que cada cocinero presente un plato que sea un dúo de postres, compuesto por un minigateux y un shot.  Y que se utilicen algunos de estos elementos: vinos, espumantes, peras, manzanas, duraznos y uvas. A su vez, elegir un vino para acompañar el plato.

“Hace tiempo que vengo investigando y probando utilizar elementos no tradicionales en pastelería: otros tipos de harinas, endulzantes, frutos, semillas y hierbas, por curiosidad y también para fomentar una alimentación más saludable” cuenta Ledesma que agrega: “en simultaneo se da la oportunidad de presentarme al concurso y es ahí que decido armar un plato utilizando algunos de estos elementos. Hice muchas pruebas, busqué recetas, me recorrí varios mercados y de a poco mi postre fue tomando forma”. 

El postre que realizó Ali busca fusionar sabores nativos y no tan convencionales, con otros clásicos de la pastelería tradicional: vino, manzana y pera, peperina, salvia y algarroba. “Es el comienzo de una búsqueda, que ya se hizo y se hace, pero no todos conocemos: Yuyito, vinito y amor”, apunta la cocinera. El mismo consiste en un minigateaux, con masa tipo sable de algarroba, corazón de manzanas verdes escalfadas en vino chardonnay y mousse de salvia. El shot, compuesto por peras escaldadas en almíbar de espumante, crumble de almendras y mousse de peperina. Decorado: Tierra de algarroba y avena, flores de salvia coral. Como corolario final: nidito de caramelo.

Para maridar el plato, eligió un Fond de Cave Brut Nature, que se acopla y comparte sabores frutales. Se complementa o contrapone con sus notas cítricas y completa con sus burbujas dándole textura a las masas y mousse.


“…Mi sueño: poder seguir aprendiendo y mejorar cada día, poder tener otras experiencias laborales y tener siempre prendida la lamparita de la creatividad…”

En el rubro gastronomía ganó un representante de Paraguay, y el podio que encabezó la cordobesa lo completaron: en el 2º Puesto: Luz Tamara Alvarenga de Paraguay y 3er Puesto, Angelo Ballarines Hernández de Chile. “El certamen fue una experiencia hermosa, a mí me tocó participar en el primer grupo, asi que pude ver y desgustar casi todos los platos. Duró desde las 10 de la mañana hasta las 23hs aproximadamente. Vi platos espectaculares, mucha técnica y creatividad. Disfruté mucho estar ahí y poder estar viendo todo eso, es una instancia de aprendizaje súper enriquecedora” dice Ledesma.

Antes de la premiación y después de la entrega de diplomas, la pastelera cordobesa se había puesto un abrigo y se había sacado la chaqueta: “cuando me nombraron como ganadora del primer puesto de pastelería… no lo podía creer. Fue una emoción inmensa, hasta pasados los días que todavía no lo creo. En ningún momento pensé que iba a ganar, no porque no me gustara mi plato, sino porque vi cosas magníficas. Sinceramente, ni se me cruzó. Para mi llegar hasta ahí era suficiente premio, me volvía muy contenta de Mendoza con o sin medalla”.

Ledesma se graduó como Diseñadora Gráfica y por años esa fue su carrera, hasta que descubrió que su amor verdadero latía en las hornallas de una cocina. “Mis comienzos fueron de casualidad, hace un par de años trabajaba como diseñadora gráfica para Tarjeta Naranja. Un día visito a un amigo que acababa de abrir un café cultural y me cuenta que su madre se iba de viaje y era la persona que estaba cocinando, se me ocurre ofrecerle ayuda. Podía hacerlo porque en ese momento mi modalidad era free lance. A partir de ese día no me fui más, de a poco fui dejando mi otro trabajo y me dediqué exclusivamente a la gastronomía”.

“…Hace tiempo que vengo investigando y probando utilizar elementos no tradicionales en pastelería…”

Ella se encargó de armar la cocina del lugar y el equipo de trabajo, al tiempo, comenzó a estudiar la carrera de gastronomía. Cuando el año pasado el lugar se vendió, Ali se lanzó con un emprendimiento personal: (Como en Casa), viandas de menús diarios junto a su compañero y un par de amigas.

Su equipo de cocina

 “Hace siete años que trabajo en gastronomía, el año pasado me recibí de chef y este año me desafié al mundo de la pastelería, un mundo muy distinto en sabores, aromas y técnicas, del cual estoy totalmente enamorada. Mi sueño: poder seguir aprendiendo y mejorar cada día, poder tener otras experiencias laborales y tener siempre prendida la lamparita de la creatividad, que es la que me lleva a conocer nuevas cosas y sentirme feliz”, cuenta.

En plenas preparaciones diarias

Ahora estudia algunas propuestas puntuales que llegaron junto al premio y también analiza algunas ideas en relación a la pastelería orgánica y saludable pero les anticipa a sus clientes:  “pienso seguir con la gastronomía porque también me gusta y disfruto mucho de esta profesión, pero me encantaría poder ampliar mis conocimientos y habilidades en el mundo de las dulzuras. Me encanta cocinar, usar mis manos, los sabores, los aromas. Soy muy curiosa y poder estar creando y transformando cosas todo el tiempo es lo que me hace feliz”, concluye la flamante ganadora mediterránea.

INSTAGRAM: @comoenksaa