LA NUEVA NORMALIDAD EN LAS PELUQUERÍAS

38

Tips y tendencias en la vuelta de uno de los servicios más solicitados por las mujeres.

Después de meses de inactividad por la pandemia de COVID-19, y tras convertirse en uno de los sectores comerciales más afectados, los salones de belleza reabrieron sus puertas. Con un estricto protocolo de seguridad e higiene que evita la propagación del virus, más de 78 mil negocios volvieron a atender a sus clientas, que ya sigue con las nuevas tendencias de la temporada 2021.

Las peluquerías reabrieron sus puertas en las grandes ciudades y centros urbanos con un estricto protocolo de seguridad e higiene. Tras convertirse en uno de los negocios más perjudicados por la pandemia de COVID-19, los salones de belleza presentaron su nueva normalidad cuyo fin es proteger la salud tanto de los propietarios como de los empleados y clientes. La nueva normalidad de uno de los servicios más solicitados por las mujeres incluye medidas como distanciamiento social, uso obligatorio de tapabocas y alcohol en gel, y horarios limitados, entre otros. Pero la vuelta de los salones de belleza representó la llegada de las tendencias 2021. Según una encuesta realizada hace unos meses, más del 60 por ciento de las mujeres quería regresar a la peluquería durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, y los tratamientos más elegidos para hacerse eran la aplicación de ampollas, el corte y la coloración.

En este contexto, el nuevo protocolo marcó que los locales abrieran de lunes a sábados, entre las 10 y las 16 horas, y que, a todas las personas, ya sea personal o clientes, se les tomara la temperatura. Al uso obligatorio de guantes, tapabocas y protección visual de manera obligatoria y durante toda la estadía dentro del local por parte de los estilistas, también se le sumaron el uso de un uniforme que no puede ser utilizado en la vía pública, y que es lavado a diario. Además, los empleadores llevaron adelante la organización de rotaciones de los empleados durante el horario del almuerzo, para evitar aglomeraciones en las salas de descanso. El personal también utilizó el cabello atado y evitó el uso de joyas para mantener el aseo necesario. Bajo esas condiciones en los locales y la responsabilidad social de cada uno, los trabajadores se sintieron muy seguros para el regreso a sus labores.

La peluquera Anita Juárez, comentó sobre el regreso de las mujeres a la peluquería: “Las mujeres vuelven para solucionar lo que se hicieron ellas durante la cuarentena, sobre todo arreglos de color y cómo se viene el calor, se están haciendo mechas de colores claros para ver la cara más iluminada”

¿Cómo recibe la gente el protocolo?

Al principio terminábamos agotados porque era algo nuevo, hubo que acostumbrarse al barbijo, al alcohol permanentemente, la distancia… pero con el correr de los días se hizo hábito y ahora lo tenemos incorporado. Creo que utilizar barbijos es algo que llegó para quedarse.

¿Cuál es la tendencia para el 2021?

Las tendencias que pisan fuerte son: el conoturing con un efecto muy marcado cerca de la cara, aportar luz en bloque, el corte Micro bob que es una melena super corta, el bob y el bob long, el corte Morrison, la claridad en todos los colores para el verano, los rubios cerca de la cara. Igual lo más importante es que las tendencias ahora se adaptan al look de las personadas respetando su identidad.

Pero, más allá de la moda, no se debe sacar el foco de que la reapertura de las peluquerías de Argentina significó una buena noticia porque existen más de 78 mil salones de belleza, que reciben más de 250 millones de visitas al año y representan un volumen de negocio superior al 1 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI). Además, fue un alivio para los trabajadores del sector que suman más de 100 mil en todo el territorio nacional.