MITOS Y VERDADES DE LA DEPILACIÓN DEFINITIVA

51

La depilación definitiva, hace tiempo convertida en tendencia, es un tratamiento que trajo alivio para mujeres y hombres alrededor del mundo. Una alternativa a la anticuada cera, la fiel maquinita de afeitar y todos los métodos habituales de depilación que fueron erradicados ante la aparición de este “Mesías de la estética”. Su prometedor slogan “libre de pelos o no más vello” es un aliciente muy efectivo entre un público que crece y acude a ella como la opción para liberarse de una preocupación diaria, sobre todo, entre la audiencia femenina.

El objetivo principal de la depilación definitiva es la destrucción del folículo piloso de una manera segura, sin dañar la piel ni los tejidos adyacentes. Ahora bien, pese a prometer resultados en pocas sesiones y garantizar atractivos resultados, muchos son los mitos y creencias populares que la envuelven. Brenda Mansilla, Responsable de Investigaciones del Departamento de Body Health, nos ayudará a desmitificar alguna de ellas y conocer las verdades de esta terapia de belleza tan demandada y consultada:

  • MITO 1 “Daña la piel y no es un tratamiento seguro” Si uno realiza las sesiones de depilación definitiva en centros que dispongan de un equipo médico especializado y maquinaria avalada por los organismos competentes, no hay daños ni riesgo alguno. La depilación definitiva, bien hecha, no daña la piel ni tiene efectos nocivos y secundarios.
  • MITO 2 “La depilación definitiva duele” En los equipos precursores, era frecuente sentir molestia por el calor de la luz láser, lo cual llevó a instalar la idea de que se trata de una terapia dolorosa. Gracias a la aparición de nuevas tecnologías como Laser Crystal 3D, esta afirmación en anacrónica. Éstas incorporan un sistema de refrigeración que mantiene la trasmisión de frío desde el cabezal a la piel, minimizando el dolor y las molestias a lo largo de la sesión, logrando un tratamiento “seguro, eficaz y placentero”.
  • MITO 3 “Las sesiones no pueden realizarse en pieles bronceadas ni en épocas de verano” Al igual que la afirmación anterior, la mejora en los equipos de depilación láser y su evolución tecnológica permitieron que el estado o tonalidad en el que se encuentre la piel sea indistinto a la hora de llevar adelante esta terapia. Hoy en día, las sesiones pueden realizarse durante todo el año sin importar que la piel esté bronceada o no. Eso sí, es recomendable no exponerse al sol una semana antes de realizarse las sesiones y los siguientes siete días posteriores al tratamiento.
  • MITO 4 “La depilación definitiva no es efectiva en todas las zonas ni para todos los tipos de vellos” Las sesiones de depilación definitiva pueden aplicarse sobre las distintas zonas del cuerpo, incluso zonas sensibles y pequeñas como el cavado o el área facial (fosas nasales, orejas o entrecejo). Es muy efectivo en vello negro, marrón o rubio, grueso o fino. Los vellos blancos (canas) o colorados, por el contrario, no son registrados por el láser.

Es imprescindible que el tratamiento sea personalizado y que responda a las cualidades físicas de cada paciente. Pocos son los equipos que permiten tratar cada caso de manera individual y es importante que las personas interesadas en el tratamiento investiguen sobre ello.

  • VERDAD 1 “La depilación definitiva no es 100% definitiva” Sería más correcto emplear el término depilación permanente, ya que ningún método, presente en el mercado, asegura la eliminación del vello al 100%. Es cierto que con el correr de los años, el vello puede volver a crecer, pero solo en un 5%. La depilación definitiva garantiza una reducción del 80 al 95% del vello corporal, dejando el vello excedente debilitado e impedido de seguir creciendo. También, luego de las sesiones recomendadas, se sugiere un mantenimiento anual para conservar los resultados (sobre todo en aquellas personas que tengan rebrote).
  • VERDAD 2 “Es no excluyente ir rasurada a las sesiones de depilación definitiva” Antes de someterse a una depilación láser es necesario rasurarse, con un mínimo de 12hs de anticipación, el pelo que haya crecido. De esta manera se podrá acceder al tallo del vello que será quien conduzca la energía del láser hasta la raíz del pelo y permita suprimirlo.
  • VERDAD 3 “La depilación láser otorga beneficios a la piel” Entre las bondades destacadas de este tratamiento están:
  • La mejora en la textura y elasticidad de la piel, ya que activa el colágeno y la elastina.
    • Aclara manchas presentes en las áreas depiladas
    • Ayuda a mejor la foliculitis (vellos encarnados)

Para más detalles, visita www.bodyhealth.com.ar y unite a la conversación en redes sociales: