Facundo Farrando

135

En criollo

Facundo lleva la música en la sangre, tanto que el estudio y la práctica de la disciplina fueron paralelas a su formación escolar, al tiempo que comenzaba primer grado también se iniciaba en sus primeras incursiones musicales. Ya en el año 2002 ingresó a “El Certamen” de Telemanías, un reality show de la televisión cordobesa y de un gran casting sólo quedaron seleccionados 16 cantantes. Desde ahí no paró de cantar, en el año 2014 produjo artísticamente, junto a Mario Luna, el homenaje a Gustavo “Cuchi” Leguizamón denominado “Córdoba Cuchichea”, realizado en el Teatro del Libertador Gral. San Martín el 23 de septiembre. Además, integró musicales y en el año 2016 lanzó su primer disco como solista llamado Primal. Ahora presenta su segundo disco: “Criollazo” en el Nuevo Aljibe de la ciudad de Córdoba (13 de septiembre) y explica las claves de su repertorio en una charla con YOCORDOBA.

fotos gentileza Prensa Fátima Siri

¿Cómo definirías a Criollazo, tu segundo disco?

Criollazo es un disco conceptual, que refleja una fiesta en el campo, donde la música transcurre desde la mañana hasta la noche, pintando cada momento del festejo con las canciones que marcaron una época sumadas a algunas propias como si hubieran sido escritas en ese tiempo.

¿Cuáles fueron los momentos más gratificantes de la grabación en vivo en Luz y Fuerza?

Creo que la reacción de la gente que estuvo esa noche ahí, cuando festejaban cada tema, se emocionaban con otros y bailaban espontáneamente, eso uno lo busca cuando arma un espectáculo pero es muy gratificante cuando lo ve realizado. La adrenalina de que todo es sucede en ese momento y que nada puede hacerse si sale mal, es un arma de doble filo, donde esa noche elegimos pasarla bien tocando y el resultado está a la visa. A sus vez ver el apoyo de los músicos, bailarines y técnicos que formaron parte de esa noche fue algo que emociona hasta hoy y me hace saber que formamos un gran equipo.

¿Qué tuviste en cuenta para elegir a un repertorio tan icónico?

Me dejé llevar por canciones que marcaron mi infancia, por ejemplo Merceditas que es una de las primeras que canté de chico, pero sobre todo traté de homenajear a los grandes autores que hicieron bailar y emocionar a nuestros viejos y que permitieron que los nuevos autores y compositores podamos seguir sembrando el suelo con nuevas canciones.

Además incluiste varias danzas y subgéneros del folklore, como para que no quede nadie sin bailar no?

Yo primero empecé bailando y eso es algo que llevo siempre conmigo, además creo que todos los músicos deberían saber bailar o aproximarse a la música que hacen desde el cuerpo. Los bailarines necesitan buena música para movilizarlos a la danza y eso espero que genere Criollazo.

Criollazo es un disco conceptual, que refleja una fiesta en el campo, donde la música transcurre desde la mañana hasta la noche

¿En qué aspectos hay una sintonía con Primal tu primer trabajo y en qué se diferencia este nuevo disco? ¿De dónde surge la inspiración para tus canciones con aroma al litoral?

Se asemejan en que sigo siendo yo el que está parado frente a cada disco. Se diferencian en que en Primal está mucho del universo musical que me habita, y como no sabía si el primero iba a ser el último disco, metí todo lo que estaba en mi discoteca mental (Spinetta, Troilo, Leguizamón, Carnota, etc.). “Criollazo” en cambio es un disco que apunta a un lugar más específico, un planeta de este universo que me habita y que ocupa la mayor parte de mí ser. El litoral es otro paisaje que me habita, yo nací en Venado Tuerto (Santa fe) y aunque me vine muy chico a vivir a Córdoba, creo que el río y sus sonidos están ahí, eso me inspira y me hace sentir esas canciones de una manera muy especial.

La tapa de su segundo disco

Desde el 2002 que ingresaste a Telemanías al 2016 que formaste parte de El Certámen, ¿Cuáles son las anécdotas que más recordás de tu paso por Audiovisión?

Ingresé muy chico al Telemanías en 2002 y Jorge Zapata ha sido como un padre del mundo del espectáculo de Córdoba, siempre con sabios consejos y palabras de aliento. La primera etapa fue como un viaje de egresados, todos amigos cantando todos los días, la gente te reconocía por la calle un mundo totalmente irreal que si lo tomás con diversión es muy sano. Por otro lado, el aprendizaje de estar cinco horas de lunes a viernes con los mejores profesores de Córdoba formándonos en cada disciplina, eso no lo podría pagar ni volviendo a nacer. La segunda etapa ya en 2016 me agarró con varios años más y con la experiencia de un disco propio en la mochila, bastantes golpes (necesarios para crecer) pero con las mismas ganas de mostrar lo que amo hacer. Jorge me abrió las puertas de su casa y me la hizo sentir propia. Más que una o varias anécdotas tengo el eterno agradecimiento al lugar y a la persona que me han ayudado a construir éste que soy hoy.

¿Qué te dejó la experiencia de participar en musicales?

Al bailar y cantar solo me faltaba el aspecto de la actuación, en ese sentido la mano generosa de Hernán Espinoza me llevó al mundo del musical, el cual siempre he admirado, fue un paso más en este camino de aprendizaje que espero que se repita.

Has compartido escenario con grandes músicos, ¿Cuáles de ellos son tus referentes y cómo describirías a quiénes hoy te acompañan?

Me siento orgulloso de haber compartido el escenario con grandes artistas, como todo en la vida, de algunos he aprendido que es lo que quiero ser y hacer y de otros simplemente me di cuenta de que me alejaban de aquel buen tipo que quiero ser. Silvia Lallana (quien va a estar en el Aljibe el 13) me ha demostrado la generosidad de una grande que, con la jerarquía y el nombre que tiene, se acerca con un corazón cariñoso y te guía por el buen camino. Otros músicos con los que tuve posibilidad de compartir escenario y algunas charlas son Roberto Cantos y Julio Paz de Dúo Coplanacu, tipos sencillos que su simpleza y brazos abiertos supieron darme un lugar. Los chicos que hoy me acompañan son en primer lugar, grandes amigos, cosa fundamental para que un proyecto funcione, como les digo a ellos “prefiero que toques dos notas menos pero que seas buena persona”. La pasamos muy bien tocando juntos y eso es lo que le llega a la gente, hay cosas que no se pueden “caretear” la química arriba y abajo del escenario creo que es una de ellas. Son grandes compañeros, creo que esa frase abarca mucho.

En los próximos días tocarás en el Nuevo Aljibe, ¿Qué podés adelantar sobre el show?

En el Nuevo Aljibe vamos a tocar el disco completo, tal cual salió a la venta, es un show dinámico para que nadie se quede sentado, la idea es recrear esa fiesta y que todos disfruten como nosotros en el escenario.

¿Cuáles son los planes para el resto del año y la temporada de Festivales?

Es difícil entrar a los festivales para los músicos independientes como yo, he tratado de contactarme con varios vendedores, lo cual te ayuda ya que los tiempos de un músico no son los mismos que los de un agente que está en contacto con los festivales, intendentes y coordinadores de los mismos. De paso invito a los productores de festivales y eventos para que vean el espectáculo en vivo para que nos puedan llevar a sus escenarios. Mientras, seguiré buscando por las mías algunos festivales que ya tengo contactados, esperando en la próxima temporada poder llevar a Criollazo por todo el país.

Próxima presentación: Viernes 13 de septiembre, 22:00 – El Nuevo Aljibe (Av. Castro Barros 940) – Entrada general $100 – Invitados: Silvia Lallana, Pucará, La colorida.