SOFÍA VALDES

204

La cantante y compositora panameña Sofía Valdés comparte una versión en español de “Amsterdam” de su EP debut, Ventura, que fue lanzado en febrero de este año. El single detalla el dolor de querer estar con alguien que ya te ha superado y ha encontrado a alguien más.

La música de Sofía ofrece una cualidad única de identificarse con cualquiera que haya experimentado que le rompan el corazón mientras evita lo cliché. La canción comienza y termina con una muestra del poema “El Mar” de Jorge Luis Borges. Esto, junto con la percusión cinética a mano, inspirada en los sonidos que escuchó al crecer en Panamá, muestra hermosamente el talento musical de Valdés.

Al lanzar su EP Ventura, Valdés sintió una profunda conexión con sus raíces. La cantante señaló que, “Cuanto más me sumerjo y trabajo en mi música, más me doy cuenta de lo mucho que está conectada con la música que las personas de mi familia estaban haciendo hace mucho tiempo”. Más allá de su trasfondo cultural, Valdés tiene un linaje de inspiraciones musicales en su propia familia. Su bisabuelo fue el legendario músico cubano Miguelito Valdés, y su tatarabuela fue Silvia De Grasse, una famosa cantante panameña que una vez se presentó con Louis Armstrong.

Aunque Valdés acaba de lanzar su primer EP, ya ha recibido elogios de la prensa por parte de W Magazine, Interview Magazine, V Magazine, ColorsxStudio, E! Online Latino, Billboard Latin, People en Español, Remezcla, VICE en Español/ Noisey, entre otros más. Hizo su debut digital en el Sundance Film Festival en enero, se presentó en el evento musical oficial de 2021, Sound & Vision, y brindó una presentación para NPR “World Café” desde su casa en Panamá. Aparece en múltiples listas de reproducción, incluyendo en Chill Latino (Spotify) y Chilled Pop (Apple Music) junto con la rotación de radio en mercados claves como Filadelfia, Dallas, Nueva York, Nashville y más. Recientemente, fue confirmada para presentarse en el festival Outside Lands a finales de octubre 2021 en San Francisco, California, convirtiéndose en su primera vez en un festival en los Estados Unidos.